Artículos

Iglesia de Riverside

Iglesia de Riverside


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Riverside Church es un centro ecuménico de culto ubicado en Riverside Drive, con vista al río Hudson, en el distrito de Morningside Heights de la ciudad de Nueva York. El edificio gótico francés de 392 pies es una de las estructuras religiosas más conocidas de la ciudad y una vista espléndida cuando se ve desde un bote en el río.Riverside Church fue una creación del pastor Harry Emerson Fosdick, quien creía firmemente en una religión modernista. teología, en oposición a una interpretación más fundamentalista de la Sagrada Escritura. Concibió Riverside Church como un lugar de culto interdenominacional donde cualquier persona, independientemente de la denominación, puede obtener la membresía, siendo el único criterio una afirmación de fe en Jesucristo. La iglesia comenzó a tomar forma en 1927, de acuerdo con los diseños establecidos por los arquitectos Henry C. Rockefeller Jr. La iglesia se inspiró en una catedral gótica del siglo XIII en Chartes, Francia. La construcción se completó en 1930, y el primer servicio se llevó a cabo el 5 de octubre del mismo año. La Iglesia Riverside consta de 22 pisos, que albergan desde el nártex, la Capilla del Cristo y el campanario, hasta oficinas y salas de reuniones. El laberinto del suelo del presbiterio es una adaptación del laberinto de las Chartes. Las ventanas multicolores del presbiterio destacan por su delicadeza; Por la mañana, la apariencia de un arco iris radiante y una imagen celestial similar a una efigie llenan el presbiterio mientras la luz se filtra. El dosel de madera sobre el púlpito captura el tema arquitectónico de una catedral medieval. Es el único carillón del mundo que puede superar las cinco octavas musicales y lograr un bourdon * de tono. Vale la pena explorar la iglesia de Riverside, y el carillón está abierto para visitas autoguiadas. Cerca de la iglesia se encuentran Grant's Tomb y la tumba de St. Clair Pollock.


* De escala media, pero con timbre oscuro.


Antes de la colonización de México y Alta California por España, la tierra que se convertiría en Riverside, California, era frecuentada por varios pueblos nativos americanos. No se sabe que haya existido ningún asentamiento permanente, pero exploradores posteriores documentaron aldeas ocasionales cercanas al río. Los artefactos encontrados en White Sulphur Springs, así como los agujeros de molienda de granos en las rocas al sur del Monte Rubidoux, proporcionan evidencia de la actividad de los nativos americanos. [1]

El 20 de marzo de 1774, Juan Bautista De Anza, al frente de una expedición exploratoria para encontrar una buena ruta terrestre desde el sur de México hasta Alta California, llegó a la zona hoy conocida como Riverside. Él, y otros en su contingente, describieron el área como un hermoso lugar fragante con romero y otras hierbas, y que tiene ricos pastizales para que pacen sus caballos y ganado. Él nombró el área Valle de Paraiso, o Valle del Paraíso. Este fue el primer registro oficial que se hizo de lo que se convertiría en la ciudad de Riverside. [2]

De Anza dirigió una segunda expedición a través del área el 31 de diciembre de 1775. Esta expedición fue una expedición colonizadora que se dirigió a Monterrey. Pasaron la víspera de Año Nuevo a orillas del río Santa Ana y cruzaron el río al día siguiente. [1]

Se cree que las rutas tomadas por las dos expediciones siguieron un curso desde algún lugar cerca del lago Perris, en el actual Moreno Valley, bajando la pendiente de Box Springs cerca del intercambio de la autopista 60/215, y a través de Riverside en dirección a Martha McLean. - Parque Anza Narrows. [3] Se dedicó un marcador en el parque para reconocer el punto donde el grupo cruzó el río Santa Ana. Para conmemorar las expediciones de De Anza, la ciudad de Riverside, a través de donaciones privadas y una subvención federal de la Works Progress Administration, comenzó a trabajar en una estatua de De Anza de 20 pies en 1939. [4] La dedicación tuvo lugar en mayo de 1942, en la esquina de las calles Market y 14th. [1]

La Asociación del Centro de la Seda de California se estableció en noviembre de 1869 e incluía algunas de las tierras que más tarde se convertirían en Riverside. La Asociación se disolvió en abril de 1870, cuando Louis Prevost, el único miembro de la Asociación con conocimientos sobre el cultivo de la seda, falleció inesperadamente. El 12 de septiembre de 1870, el Asociación de Colonia del Sur de California de Jurupa se formó, y el 14 de septiembre compraron gran parte de los derechos de tierra y agua de la Asociación de la Seda. Inicialmente, la nueva colonia se conocía como Jurupa, por el nombre del Rancho original que ocupaba el área, pero la Asociación de Colonia adoptó formalmente el nombre de Riverside el 18 de diciembre de 1870. [5] [6] [7]

Historia de los cítricos Editar

En 1873, Eliza Tibbets convenció a William Saunders, [Nota 1] Superintendente de la incipiente Oficina de Agricultura, para que la convirtiera en productora de prueba para sus nuevas naranjas sin semillas de Bahía, Brasil. [9] [10] Al plantar y cuidar los naranjos que Saunders le envió, Tibbets revolucionó la industria de los cítricos. [11] La introducción de estas naranjas, más tarde llamada Washington Navel Orange, resultó ser el experimento más exitoso de la tenencia de Saunders, [Nota 2] y uno de los eventos sobresalientes en el desarrollo económico y social de California. [Nota 3] Durante los siguientes 60 años y más, se construyó una gran industria a partir de los dos pequeños árboles plantados en Riverside por Eliza Tibbets. [13]

La industria de los cítricos en California había comenzado antes de la introducción de Tibbets de la naranja Navel de Washington. Sin embargo, no hubo una variedad sobresaliente de naranja dulce para principios y mediados de temporada, generalmente adaptada al clima. [13] Los cítricos existentes eran en su mayoría árboles de semillero cultivados a partir de semillas obtenidas localmente o de las misiones españolas. Los productores experimentaron, pero hubo una falta de estandarización en la calidad. [Nota 4]

Eliza Tibbets plantó los dos árboles en su jardín en 1873. [13] [Nota 5] Es ampliamente aceptado que cuidó de los dos árboles restantes usando agua para lavar platos para mantenerlos vivos porque el lote de Tibbets no estaba conectado al agua del canal. [14] [15] Los funcionarios de agricultura atribuyen el éxito de los dos árboles que florecieron al cuidado de Eliza Tibbets. [13] [Nota 6] Los primeros frutos de estos árboles se produjeron en la temporada de 1875-1876. [17] Cuando la naranja Navel de Washington se exhibió públicamente en una feria en 1879, se reconocieron inmediatamente las valiosas características comerciales de la fruta, incluida su calidad, forma, tamaño, color, textura y ausencia de semillas. [18] [17] [19] La naranja de Tibbets también era ideal para el clima semiárido de Riverside, y su piel gruesa permitió que se empacara y enviara. [20] El contraste entre esta nueva fruta y la de los árboles de semillero fue tan sorprendente que la mayoría de las nuevas plantaciones de arboledas fueron de naranjas Washington Navel. [21] [22] Tibbets vendió yemas de sus árboles a los viveristas locales, lo que llevó a extensas plantaciones de árboles de vivero clonados a partir de ella.

Legado de introducción Editar

El éxito de Tibbets con la naranja navel había llevado a un rápido aumento en la plantación de cítricos, [23] y los cítricos plantados fueron predominantemente la naranja navel de Washington. El éxito comercial de estos primeros huertos pronto llevó a un interés generalizado en esta variedad, de modo que en 1900 era la fruta cítrica más cultivada en California. [24] [25]

El crecimiento que produjo Washington Navel Orange (WNO) en Riverside se extendió por todo el estado, impulsando al estado e incluso a la economía nacional. Los cítricos asumieron un lugar importante en la economía de California. [26] [27] [Nota 7] En 1917, la cultura WNO era una industria de $ 30 millones por año en California. [28] Para 1933, la industria de WNO en CA había crecido hasta convertirse en una industria con un ingreso anual de 67 millones de dólares. [29] Desde un millón de cajas de naranjas en 1887 a más de 65,5 millones de cajas de naranjas, limones y pomelos en 1944, a pesar de los años de depresión de la década de 1930, la industria de los cítricos de California experimentó un crecimiento explosivo. [30] [27]

El éxito de los proyectos de riego inspirados en los naranjos de Tibbets, que convirtieron más desierto en campos de naranjos. [31] [17] El tamaño, la escala y el ingenio de las estructuras de riego en Riverside y sus alrededores se consideran una de las maravillas agrícolas de la época. [32] En 1893, Riverside era la ciudad más rica per cápita de los Estados Unidos. El dinero llegó a California. [Nota 8] La naranja de Tibbets generó un estimado de $ 100 millones de inversión directa e indirecta en la industria de los cítricos durante los próximos 25 años. [33] Pero la naranja de Eliza Tibbets no se limitó a alimentar la riqueza y el crecimiento de los pueblos existentes, aparecieron nuevas ciudades y pueblos cuyo nacimiento, existencia y futuro dependían de la condición del mercado de naranjas. [34] Solo en 1886 se establecieron nuevas ciudades de cítricos en Rialto, Fontana, Bloomington, Redlands, Terracina, Mound City (Loma Linda), Guasti y South Riverside, (Corona). [35] Se lanzaron comunidades de regadío como Etiwanda, Redlands, Ontario y muchas otras. [36]

La industria de los cítricos en rápida expansión también estimuló el mercado de capitales para el sector inmobiliario. [37] A medida que la industria crecía, la tierra que se había considerado sin valor aumentó drásticamente su valor. El cultivo de la naranja no solo alimentó el boom de la tierra de la década de 1880 en el sur de California, sino que permitió que Riverside sobreviviera cuando el boom de la tierra se derrumbó en 1888. [38] (Véase también: Pánico de 1893.) El éxito de las industrias relacionadas con el estímulo de la naranja de Tibbets. Citrus sentó las bases de la modernización económica de la región antes de que comenzara la gran avalancha de fondos de defensa en la Segunda Guerra Mundial. [Nota 9] La introducción de Tibbets de la naranja navel de Washington fue en gran parte responsable de las empacadoras de frutas, los inventos de las máquinas de boxeo, las envolturas de frutas y el vagón de ferrocarril helado. [21]

A mediados de la década de 1880, surgieron cinco empacadoras en Riverside. [38] Muchos métodos se desarrollaron en el curso del crecimiento de esta industria, que tuvo una amplia aplicación, a otras industrias frutícolas, así como a los cítricos. [17] El estudio y los esfuerzos de los pioneros en el desarrollo de la industria de los cítricos de California llevaron a la invención de la fumigación, de los calentadores de huertos y de muchos otros métodos de cultivo. [17] En 1897-1898, Benjamin y Harrison Wright inventaron y patentaron una lavadora naranja mecanizada. A fines de 1898, dos tercios de las empacadoras de Riverside utilizaban las máquinas. [40] A principios de siglo, Stebler y Parker comenzaron a fabricar maquinaria de envasado de cítricos en Riverside de forma independiente. Las empresas, que se fusionaron en 1922, se convirtieron en California Iron Works y, más tarde, en Food Machinery Corporation (hoy FMC Corp.). [40] El Ferrocarril de Santa Fe abrió una línea directa a Riverside en 1886, permitiendo el envío directo al este. [35] Ocho años después, los primeros vagones refrigerados enviaron naranjas desde Riverside hacia el este por el ferrocarril de Santa Fe. [35]

Otro ejemplo de los resultados del éxito de la industria de los cítricos en California fue la organización de los productores en un intercambio por el manejo cooperativo de su cosecha y su distribución. [17] California Fruit Growers Exchange, una asociación de comercialización cooperativa formada por productores locales, fue fundada en 1893 y ahora se conoce como Sunkist Growers, Incorporated. [38]

Una característica clave del crecimiento de la industria de la naranja Washington Navel fue un enfoque científico para la mejora. El estudio del manejo del cultivo de propagación, el transporte y otras fases de la producción, la distribución y la comercialización del cultivo fue en gran parte responsable de los avances utilizados no solo con los cítricos sino también en otras industrias frutícolas. En 1893, se utilizó gas cianuro para combatir las escamas de los cítricos. [41] Un científico del Departamento de Agricultura de EE. UU. Ayudó a los productores a aprovechar la ira biológica de la naturaleza durante la "crisis de descomposición" de 1905-1907, cuando proporciones alarmantes de fruta se echaron a perder en tránsito, y unió a la industria con la experiencia científica del USDA. [42]

Cultivadores, científicos y trabajadores transformaron el paisaje natural y social de California, convirtiéndolo en una fábrica para la producción de millones de naranjas. [43] Los productores de naranja en California desarrollaron la agricultura comercializada que solo se extendió al resto del país una generación más tarde. [44] En 1906, la Universidad de California estableció en Riverside su Citrus Experiment Station, los inicios de la Universidad de California, Riverside. Originalmente ubicada en la ladera del monte Rubidoux, la estación [45] institucionalizó la experiencia científica, el apoyo y la presencia de la universidad estatal y el gobierno federal en la industria de los cítricos, y llevó el control de calidad al primer eslabón de la cadena agrícola corporativa. [42] Se creó un departamento de campo que brindó a los productores miembros asesoramiento y orientación científica y práctica sobre horticultura que, en última instancia, condujo a enormes ganancias en la productividad. [42]

La naranja de Tibbets permitió que la agricultura en California sobreviviera a la transición del trigo. El trigo había sido el cultivo más rentable en todo el estado entre 1870 y 1900 cuando California se convirtió en uno de los mayores productores de granos de la nación. [46] En algún momento alrededor de 1880, muchos agricultores en el valle central y el sur de California comenzaron a convertirse en frutas. Evidentemente, el suelo y el clima propiciaron tal conversión. [47] Después del cambio de siglo, las exportaciones de trigo comenzaron una rápida disminución impulsada por la intensa competencia canadiense y rusa y la disminución de los rendimientos de grano debido al agotamiento del suelo. [47] A medida que el suelo se agotó por el cultivo del trigo, los grandes campos se subdividieron y se utilizaron para la horticultura. La agricultura llegó así a proporcionar una base firme para la economía del estado.

Historia asiático-americana Editar

Los asentamientos de inmigrantes japoneses y coreanos [48] solían existir a lo largo de las vías del tren, que se llenaban de miles de trabajadores durante la cosecha de cítricos. Ninguno de estos permanece, pero el depósito de Santa Fe, como varios otros en el Inland Empire, ha sido restaurado a su gloria de principios de siglo. Hoy en día, muchos de los estadounidenses de origen asiático de Riverside viven en las secciones de Arlington y La Sierra, la mayoría son estadounidenses de origen chino y estadounidense de origen coreano. La iglesia coreano-americana más grande de la ciudad es Riverside Korean Baptist Church, cerca de Arlington.

El primer barrio chino de Riverside se ubicó en el centro de Riverside, pero el creciente sentimiento anti-chino y una serie de ordenanzas de la ciudad, incluida una que prohibió los negocios de lavandería en Downtown Mile Square, precipitó la reubicación de la comunidad china en un área delimitada por las avenidas Brockton y Tequesquite. El último residente de este barrio chino, George Wong (Wong Ho Leun), murió en la década de 1970 y los edificios restantes fueron arrasados. Un desarrollo propuesto estimuló las investigaciones arqueológicas del sitio de Chinatown en la década de 1980. Los artefactos que fueron desenterrados durante estas investigaciones se encuentran en el Riverside Metropolitan Museum frente al Mission Inn Hotel. Después del estudio arqueológico, el sitio de Chinatown fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos. El sitio había sido previamente marcado como un punto de interés histórico estatal, un punto de referencia del condado y un punto de referencia de la ciudad. En 2008, se formó el Comité Save Our Chinatown para proteger el sitio arqueológico de Chinatown del desarrollo comercial y aumentar el conocimiento de la historia chino-estadounidense de Riverside a través de la programación pública.

En 1915, un inmigrante japonés llamado Jukichi Harada, propietario durante muchos años de un restaurante local, compró una casa en Riverside a nombre de sus hijos nacidos en Estados Unidos para brindarles acceso al sistema de escuelas públicas. Los vecinos formaron un comité y lo acusaron de violar la Ley de Tierras para Extranjeros de California de 1913, que prohibía a los extranjeros no elegibles para la ciudadanía poseer tierras. El caso, El pueblo del estado de California contra Jukichi Harada, se convirtió en una prueba de la constitucionalidad de la ley y avanzó hasta la Corte Suprema del estado, que dictaminó que los niños Harada podían poseer tierras. [49] El Museo Metropolitano de Riverside ahora posee la Casa Harada, que ha sido designada Monumento Histórico Nacional.

Dalip Singh Saund, el primer político nacido en Asia elegido para el Congreso de los Estados Unidos (y el único sij-estadounidense), fue elegido para el cargo en 1956 para representar un distrito que incluía Riverside.

Una comunidad importante de estadounidenses de origen indio, incluidos los sijs y los punjabis, vivió en Riverside con las regiones del Inland Empire y el desierto de Colorado (es decir, el Valle Imperial) durante casi un siglo. [50]

Los filipinos (ver Filipino American) han estado en Riverside durante más de 100 años. [51] Conocidos como los Pensionados, eran ciudadanos filipinos enviados a vivir a los Estados Unidos para aprender los principios de libertad y autogobierno.

Desde que Estados Unidos anexó Filipinas desde 1898 hasta su independencia en 1946, la comunidad filipina de los condados de Riverside y Riverside es muy numerosa (es decir, en las cercanías de Moreno Valley). [52]

Historia afroamericana Editar

En la intersección de Howard y 12th se encuentran los últimos vestigios de un vecindario afroamericano anteriormente próspero. La antigua tienda Wiley Grocery ahora alberga las actividades de Prince Hall Masons "negros". Cerca se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, un lugar de peregrinaje completo con santuario. Construido y destruido tres veces, la encarnación actual data de la década de 1920. Y el centro recreativo de Bobby Bonds llamado así por la leyenda del béisbol de las grandes ligas.Se puede encontrar amplia información sobre la comunidad afroamericana de Riverside en el sitio web de Riversider.Org.

Historia deportiva Editar

Riverside fue el hogar del Riverside International Raceway desde el 22 de septiembre de 1957 hasta el 2 de julio de 1989. Las carreras celebradas en el Riverside International Raceway incluyeron Cal-Club (SCCA), Fórmula Uno, NASCAR, Can-Am, USAC, IMSA, IROC, y CART. [53] La pista se cerró en 1989 para dar paso a un centro comercial y un desarrollo de viviendas cinco años después de que la propiedad de la pista se incorporara a la ciudad de Moreno Valley en 1984. En 2003, se anunciaron planes para construir un centro comercial de 3 millas (4.8 km) cerca de Merced, California, basado en el diseño del trazado de Riverside. La nueva pista se habría conocido como Riverside Motorsports Park.

Riverside ha tenido tres equipos de béisbol de ligas menores: uno en 1941 conocido como Riverside Reds, [54] y dos de la clase A de la Liga de California: el Riverside Red Wave de 1988 a 1990 y los Riverside Pilots (un Seattle Mariners Class- Un afiliado de ligas menores) de 1993 a 1995. Los equipos jugaron en el UC-Riverside Sports Center, también conocido como Blaine Sports Complex. The Red Wave se mudó a Adelanto en 1990 para convertirse en High Desert Mavericks y los Pilots se mudaron a Lancaster en 1995 para convertirse en Lancaster JetHawks. La mudanza del Piloto ocurrió después de una disputa de larga data entre los Pilotos, la Liga de California y la ciudad para construir una nueva instalación para reemplazar el Complejo Deportivo Blaine. Hoy, un equipo universitario semiprofesional, los Inland Empire Rockets, juega algunos partidos en casa en Riverside y Moreno Valley.

A principios de la década de 1940, antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Riverside Rubes, también conocido como Riverside Reds [55] quien jugó en la región rival de los San Bernardino Bucs a.k.a. Estrellas de San Bernardino [56] cuando dos equipos de las Grandes Ligas - los Rojos de Cincinnati y los Piratas de Pittsburgh realizaron entrenamientos de primavera en el área, seguidos por la Liga de Invierno de California y en la década de 1950, fue el sitio para los Medias Blancas de Chicago y los Filis de Filadelfia, así como los St. Louis Browns (Orioles de Baltimore). [57]

Riverside es la ciudad natal de Bobby Bonds y su hijo Barry Bonds, y Dusty Baker, actual gerente de los Astros de Houston y ex gerente de los Gigantes de San Francisco, los Cachorros de Chicago y los Nacionales de Washington. Aunque de Donora, Pensilvania, Ken Griffey y su hijo Ken Griffey Jr.tienen residencias en Riverside.


Iglesia de Riverside dedicada a Harry Emerson Fosdick

Respaldada por John D. Rockefeller, Jr., la congregación de Harry Emerson Fosdick en la ciudad de Nueva York decidió construir una nueva iglesia que sería hermosa más allá de las palabras. La iglesia de Riverside fue el resultado.

Harry había accedido a liderarlo con tres condiciones:
(1) El único requisito para ser miembro será la afirmación de la fe en Cristo.
(2) La iglesia debe ser interdenominacional.
(3) La iglesia debe ser un edificio muy grande con un ministerio más expansivo en un vecindario crucial para el sustento de toda la ciudad.

Este día, 5 de octubre de 1930, se celebró el primer servicio en la iglesia Riverside, en la ciudad de Nueva York. Para conmemorar la ocasión, Harry escribió el himno "Dios de gracia y Dios de gloria".

Aunque algunos de los versos de su himno mencionan a Cristo ("¡He aquí, las huestes del mal que nos rodean, desprecian a tu Cristo, atacan sus caminos"), el Cristo de Harry no era el Jesús de la historia cristiana, porque negó el nacimiento virginal y una segunda venida literal en las nubes.

De hecho, la iglesia de Riverside se construyó después de que Harry dejó una iglesia presbiteriana en la que había ministrado durante muchos años. Sus enseñanzas se habían desviado demasiado de la doctrina de su denominación. El principal pastor liberal de su época, Harry rechazó rotundamente todos los principios del fundamentalismo en un sermón titulado "¿Ganarán los fundamentalistas?" Al principio de su ministerio, Harry rechazó el tipo de predicación que explica la Biblia versículo por versículo, o que rastrea un tema a través de la Biblia. Después de haber leído un libro durante sus días escolares que afirmaba que la Biblia había frenado el progreso, Harry no aceptó las Escrituras como la palabra infalible de Dios.

Concluyó que los sermones no debían pronunciar ni explicar la palabra de Dios. En cambio, "Todo sermón debería tener como asunto principal la reunión constructiva frontal de algún problema que desconcierta las mentes, agobia las conciencias, distrae la vida". Aquellos que asistieron a sus sermones estaban casi seguros de escucharlo decir cosas como: prefiero vivir en un mundo donde mi vida está rodeada de misterio que vivir en un mundo tan pequeño que mi mente pueda comprenderlo ", o" El que elige el comienzo de un camino elige el lugar al que conduce. Es el medio que determina el fin."

Harry había elegido su camino. Era un camino del evangelio social y de sermones que se debía más a la psicología que a la espiritualidad. Escribió más de cuarenta libros destilando sus puntos de vista liberales, que incluían la aceptación de las ideas evolutivas de Darwin.

Casualmente, Harry murió en este día, 5 de octubre de 1969, treinta y nueve años después de la dedicación de su catedral gótica.


RIVERSIDE HOUSTON METODISTA UNIDO HISTORIA DE LA IGLESIA

El Rev. Keith L. Somerville fue nombrado Pastor Principal. El pastor Keith L. Somerville es el esposo de la Sra. Jessica Somerville. Bajo el liderazgo del pastor Keith, Riverside ha revivido para convertirse en uno de los grandes faros de luz en Third Ward y más allá. Con el resurgimiento del ministerio de Alcance, Riverside ofrece cientos de comidas a familias que lo merecen en asociación con el Banco de Alimentos de Houston y Be A Champion INc. También continuamos compartiendo alimentos gratuitos y clases de nutrición saludable con Food for Change Food Market, así como también organizamos clases de Community Health Worker en colaboración con la Universidad de Houston Honors College. En 2019, lanzamos una asociación con Texas Southern University para brindar clases gratuitas para padres para la comunidad. Riverside también tiene varias iniciativas nuevas, incluida la Iniciativa We Love All God Children a través de la Conferencia Anual de Texas para lanzar un nuevo Centro Infantil en el campus. También hemos establecido una nueva asociación con la Facultad de Medicina de la Universidad de Houston y formamos parte de su junta de colaboración comunitaria para representar a la Comunidad del Tercer Distrito. Tenemos una asociación continua con Teens And Police Service (T.A.P.S.) Academy que ofrece campamentos de verano y capacitación para adolescentes en Third Ward. En el otoño de 2020, Riverside lanzará su Ministerio Hope, que brindará servicios de asesoramiento y dolor a las personas necesitadas.

La Iglesia Metodista Unida de Riverside fue fundada el 25 de junio de 1939 por un grupo de 21 personas que vivían en el área de Riverside y University Oaks. Los servicios fueron dirigidos inicialmente por el Rev. Harry Rankin en la Escuela Primaria Sutton.

En 1939, el Rev. Robert E. Goodrich, Jr. fue nombrado primer ministro de tiempo completo de Riverside.

Una nueva capilla fue construida y dedicada formalmente el 6 de junio de 1940. Esto fue facilitado por la compra de un terreno en la esquina de North MacGregor Way y St. Bernard, que ahora es Cullen Boulevard, por el Sr. y la Sra. George Moore.

El reverendo Ben Lehmberg fue nombrado pastor en 1944. Durante este tiempo hubo un gran crecimiento en la comunidad y en la congregación de Riverside. Se agregó una unidad educativa a la plantación de la iglesia en 1947.

El santuario actual se dedicó el 20 de mayo de 1951. La finalización del edificio educativo y la dedicación de la torre y las campanas ocurrieron en 1956. En ese momento, la membresía de Riverside llegó a más de 1.800 miembros. Durante la década de 1950, Riverside fue pastoreada por el reverendo Ed Mathison, el reverendo Grady Hallonquist y el reverendo Derwood Blackwell.

El 1 de junio de 1966, la Iglesia Metodista Foster Place se fusionó oficialmente con Riverside. La ceremonia de quema de la hipoteca se llevó a cabo el 28 de mayo de 1967. Esto fue posible gracias a los esfuerzos financieros de los miembros, incluidos los obsequios hechos por el coronel Joseph Thurman Long, Jr. y el Sr. J.H. Kurth, Jr. y activos financieros de la Iglesia Metodista Foster Place.

El 15 de mayo de 1966, el Dr. y la Sra. George Morton se convirtieron en los primeros afroamericanos en convertirse en miembros de Riverside.

El Rev. Homer Fort y el Rev. M. Keith Kellow dirigieron Riverside durante la década de 1960.

Durante la década de 1970, la membresía de Riverside se volvió más diversa. La congregación estaba formada por miembros del centro de la ciudad, la comunidad universitaria y los suburbios. Entre los asistentes a los servicios de adoración se encontraban vietnamitas, mexicoamericanos y afroamericanos. Durante varios años, Riverside tuvo una guardería activa y se asoció con Model Cities para establecer una guardería financiada con fondos públicos para servir a la comunidad en general.

Nuestro ministro durante la década de 1970 incluyó al Rev. Ernest Phifer, al Rev. Robert Langham, Jr. y al Rev. Donald Goodwin.

Durante la década de 1970, el reverendo Curtis Weaver y el reverendo Simon Snell se convirtieron en los primeros ministros asociados afroamericanos en Riverside. El reverendo Art Parra fue el primer ministro asociado latino.

El reverendo Robert Hayes, Jr. se convirtió en el primer ministro afroamericano de Riverside. Después del nombramiento del Rev. Hayes, hubo un cambio en la membresía. Hubo una disminución en la membresía blanca y un aumento en las familias afroamericanas que se unieron a Riverside. El Rev. Hayes fue seleccionado más tarde para convertirse en Obispo del Área Episcopal de Oklahoma (la Conferencia Anual de Misioneros Indígenas de Oklahoma y Oklahoma). En 1988, la venta de una parte del estacionamiento de la iglesia a la Universidad de Houston ayudó a establecer una dotación permanente para el mantenimiento de las instalaciones.

La Rev. Dr. Mary Jane Van Dussen se convirtió en la primera pastora de Riverside en 1994. Ella jugó un papel decisivo en la extensión de los rieles del altar en el santuario. Esto permitió que las actuaciones de grupos como Ebony Opera Guild tuvieran lugar dentro del santuario. El ex entrenador de baloncesto de la Universidad de Houston, Guy V. Lewis, regaló un piano de media cola de concierto a Riverside. Durante este tiempo, Riverside observó una disminución en el número de familias que se unieron a la iglesia.

El reverendo Vincent Harris dirigió Riverside de 2000 a 2004. Estableció un servicio de adoración contemporáneo además de nuestro servicio de adoración tradicional. Algunos miembros de la congregación se opusieron al cambio en el estilo de adoración. El servicio de adoración contemporáneo se suspendió más tarde y se estableció un servicio mixto.

Durante este tiempo, hubo un conflicto dentro de la membresía con respecto al uso de la investidura permanente para pagar las reparaciones muy necesarias de la iglesia. Con la aprobación de la Conferencia, el uso de la dotación mejoró la planta física, inició la vivienda del Centro de Desarrollo Infantil Monarch y el establecimiento de un parque infantil.

En 2005, la reverenda Marilyn White se convirtió en la primera ministra afroamericana de Riverside. Durante su mandato, hubo un aumento en la membresía y un mayor énfasis en la espiritualidad y la participación en el estudio de la Biblia.
Se llevó a cabo una conferencia de distrito en Riverside y se renovaron catorce salones para albergar la conferencia. También se designó una Sala de Oración.

La conferencia dirigió el campo misional de Riverside a enfocarse en la comunidad universitaria. El reverendo Rickey Georgetown fue nombrado pastor de Riverside en 2009.

El Comité de Educación Superior y Ministerio del Campus se estableció en Riverside. Bajo el liderazgo del pastor Ricky Georgetown, Riverside reactivó con éxito la Fundación Wesley en la Universidad de Houston. Se formó un ministerio de autobuses para transportar a los estudiantes de la Universidad de Houston y la Universidad del Sur de Texas a los servicios dominicales.

Durante este tiempo, Riverside experimentó nuevamente una disminución en la membresía. En medio de la disminución de la membresía y las limitaciones financieras, la conferencia pidió a Riverside que se fusionara y se convirtiera en un campus satélite de la Iglesia Metodista Unida de St. Johns. Los miembros votaron para rechazar la fusión con St. Johns.

El reverendo Roy Weeks se convirtió en pastor principal de tiempo parcial de Riverside en 2012. Riverside y la conferencia entraron en una sociedad que incluyó a nuestra congregación obtener un pastor principal de tiempo completo, la renovación del Salón de becas Jimmy Knight y el ala norte del campus y el regreso de la Fundación Wesley de la Universidad de Houston a Riverside.

El Rev. Lee Elder fue nombrado pastor principal de tiempo completo de Riverside en 2016. La Rev. Denise Caulfield fue retenida como pastora asociada. Ella ha servido fielmente como pastora asociada en Riverside desde 2005. La pastora Caulfield ha sido fundamental en la coordinación de los Ministerios de Niños y Jóvenes, Escuela Bíblica de Vacaciones y varias Clases de Estudio Bíblico.


La historia de la iglesia Riverside en la ciudad de Nueva York

Fue desde el púlpito de la Iglesia de Riverside que Martin Luther King, Jr., expresó públicamente por primera vez su oposición a la guerra de Vietnam, que Nelson Mandela se dirigió a los líderes de la iglesia de EE. UU. Después de su liberación de la prisión, y que oradores tan diversos como César Chávez, Jesse Jackson, Desmond Tutu, Fidel Castro y Reinhold Niebuhr dieron conferencias a la iglesia y a la nación sobre temas de actualidad. Los más grandes predicadores estadounidenses se han desempeñado como ministros principales, incluidos Harry Emerson Fosdick, Robert J. McCracken, Ernest T.Campbell, William Sloane Coffin, Jr. y James A. Forbes, Jr., y en algún momento el New York Times. informes impresos del sermón de cada domingo en su edición del lunes por la mañana.

Durante siete décadas, la iglesia ha sido el modelo principal del liberalismo protestante en los Estados Unidos. Su historia representa el movimiento de la hegemonía protestante blanca a una iglesia multirracial y multiétnica que ha estado a la vanguardia de la defensa de la justicia social, las teologías de la liberación, los ministerios de gays y lesbianas, los estudios de paz, el diálogo étnico y racial y las relaciones judeo-cristianas.

Un esfuerzo de colaboración de un equipo estelar de académicos, The History of the Riverside Church en la ciudad de Nueva York ofrece una historia crítica de esta institución única en el Upper West Side de Manhattan, incluido su impacto cultural en la ciudad de Nueva York y más allá, sus predicadores destacados. , y su arquitectura, y evalúa las cambiantes fortunas del progresismo religioso en el siglo XX.


Iglesia de Riverside - Historia

& ldquoUna nación que continúa año tras año gastando más dinero en defensa militar que en programas de elevación social se está acercando a la muerte espiritual. & rdquo

& ldquoWar no es la respuesta. El comunismo nunca será derrotado por el uso de bombas atómicas o armas nucleares. No nos unamos a los que gritan la guerra y, a través de sus desviadas pasiones, instan a Estados Unidos a que renuncie a su participación en las Naciones Unidas. & Rdquo

    , por Jim Douglass
    Una reflexión en el Retiro de Fe y Resistencia de Semana Santa en Washington D.C., abril de 2007
  • El martirio convergente de Malcolm y Martin, por Jim Douglass
    Conferencia del Dr. Martin Luther King Jr., Seminario Teológico de Princeton, 29 de marzo de 2006,
    15 de noviembre al 8 de diciembre de 1999, Memphis, Tennessee

Escuche una grabación del discurso completo, 56:48 min. & ndash para descargar, haga clic con el botón derecho (mp3 - 41 MB)

Señor Presidente, señoras y señores, no necesito detenerme para decir lo feliz que estoy de estar aquí esta noche, y lo feliz que estoy de verlos expresar su preocupación por los temas que se discutirán esta noche al presentarse en tan grande números. También quiero decir que considero un gran honor compartir este programa con el Dr. Bennett, el Dr. Commager y el Rabino Heschel, algunos de los distinguidos líderes y personalidades de nuestra nación. Y, por supuesto, siempre es bueno volver a Riverside Church. Durante los últimos ocho años, he tenido el privilegio de predicar aquí casi todos los años en ese período, y siempre es una experiencia rica y gratificante venir a esta gran iglesia y este gran púlpito.

Vengo a esta magnífica casa de adoración esta noche porque mi conciencia no me deja otra opción. Me uno a ustedes en esta reunión porque estoy profundamente de acuerdo con los objetivos y el trabajo de la organización que nos ha unido, Clero y laicos preocupados por Vietnam. Las declaraciones recientes de su comité ejecutivo son los sentimientos de mi propio corazón, y me encontré totalmente de acuerdo cuando leí sus primeras líneas: "Llega un momento en que el silencio es traición". Ese momento ha llegado para nosotros en relación con Vietnam.

La verdad de estas palabras está fuera de toda duda, pero la misión a la que nos llaman es la más difícil. Incluso cuando son presionados por las demandas de la verdad interior, los hombres no asumen fácilmente la tarea de oponerse a la política de su gobierno, especialmente en tiempos de guerra. Tampoco el espíritu humano se mueve sin gran dificultad contra toda la apatía del pensamiento conformista dentro del propio seno y del mundo circundante. Además, cuando los problemas en cuestión parecen tan desconcertantes como suelen ser en el caso de este terrible conflicto, siempre estamos al borde de quedar hipnotizados por la incertidumbre. Pero debemos seguir adelante.

Algunos de nosotros que ya hemos comenzado a romper el silencio de la noche hemos descubierto que el llamado a hablar es a menudo una vocación de agonía, pero debemos hablar. Debemos hablar con toda la humildad que corresponde a nuestra visión limitada, pero debemos hablar. Y debemos regocijarnos también, porque seguramente esta es la primera vez en la historia de nuestra nación que un número significativo de sus líderes religiosos ha optado por ir más allá de la profecía de un patriotismo suave a las altas bases de una disidencia firme basada en los mandatos de la conciencia. y la lectura de la historia. Quizás esté surgiendo un nuevo espíritu entre nosotros. Si es así, rastreemos su movimiento y recemos para que nuestro propio ser interior sea sensible a su guía. Porque necesitamos profundamente un nuevo camino más allá de la oscuridad que parece tan cercana a nuestro alrededor.

En los últimos dos años, mientras me he movido para romper la traición de mis propios silencios y hablar desde el ardor de mi propio corazón, ya que he pedido alejamientos radicales de la destrucción de Vietnam, muchas personas me han cuestionado sobre la sabiduría de mi camino. En el centro de sus preocupaciones, esta pregunta a menudo ha cobrado gran importancia y escándalo: "¿Por qué está hablando de la guerra, Dr. King? ¿Por qué se une a las voces de la disidencia? "La paz y los derechos civiles no se mezclan", dicen. "¿No estás dañando la causa de tu gente?", preguntan. Y cuando los escucho, aunque a menudo comprendo la fuente de su preocupación, me entristece mucho, porque tales preguntas significan que los que preguntan realmente no me conocen, mi compromiso o mi vocación. De hecho, sus preguntas sugieren que no conocen el mundo en el que viven. A la luz de tan trágico malentendido, considero de gran importancia tratar de expresar claramente, y confío de manera concisa, por qué creo que el camino desde la Iglesia Bautista Dexter Avenue - la iglesia en Montgomery, Alabama, donde comencé mi pastorado - conduce claramente a este santuario esta noche.

Vengo a esta plataforma esta noche para hacer una súplica apasionada a mi amada nación. Este discurso no está dirigido a Hanoi ni al Frente de Liberación Nacional. No está dirigido a China ni a Rusia. Tampoco es un intento de pasar por alto la ambigüedad de la situación total y la necesidad de una solución colectiva a la tragedia de Vietnam. Tampoco es un intento de convertir a Vietnam del Norte o al Frente de Liberación Nacional en modelos de virtud, ni a pasar por alto el papel que deben desempeñar en la resolución exitosa del problema. Si bien ambos pueden tener razones justificadas para sospechar de la buena fe de los Estados Unidos, la vida y la historia dan testimonio elocuente del hecho de que los conflictos nunca se resuelven sin un toma y daca confiable de ambas partes.Esta noche, sin embargo, no deseo hablar con Hanoi y el Frente de Liberación Nacional, sino con mis compatriotas estadounidenses.

Ya que soy un predicador por vocación, supongo que no es sorprendente que tenga siete razones principales para llevar a Vietnam al campo de mi visión moral. Al principio hay una conexión muy obvia y casi fácil entre la guerra de Vietnam y la lucha que yo y otros hemos estado librando en Estados Unidos. Hace unos años hubo un momento brillante en esa lucha. Parecía como si hubiera una promesa real de esperanza para los pobres, tanto negros como blancos, a través del programa de pobreza. Hubo experimentos, esperanzas, nuevos comienzos. Luego vino la acumulación en Vietnam, y vi este programa roto y destripado como si fuera un juguete político ocioso de una sociedad enloquecida por la guerra. Y sabía que Estados Unidos nunca invertiría los fondos o energías necesarios en la rehabilitación de sus pobres mientras aventuras como Vietnam continuaran atrayendo hombres, habilidades y dinero como un tubo de succión destructivo y demoníaco. Así que me vi cada vez más obligado a ver la guerra como un enemigo de los pobres y atacarla como tal.

Quizás tuvo lugar un reconocimiento más trágico de la realidad cuando me quedó claro que la guerra estaba haciendo mucho más que devastar las esperanzas de los pobres en casa. Envió a sus hijos, a sus hermanos y a sus maridos a luchar y morir en proporciones extraordinariamente elevadas en relación con el resto de la población. Estábamos tomando a los jóvenes negros que habían sido lisiados por nuestra sociedad y enviándolos a ocho mil millas de distancia para garantizar libertades en el sudeste asiático que no habían encontrado en el suroeste de Georgia y el este de Harlem. Así que nos hemos enfrentado repetidamente a la cruel ironía de ver a niños negros y blancos en las pantallas de televisión mientras matan y mueren juntos por una nación que no ha podido sentarlos juntos en las mismas escuelas. Así que los vemos en brutal solidaridad quemando las chozas de un pueblo pobre, pero nos damos cuenta de que difícilmente vivirían en la misma cuadra de Chicago. No podía quedarme en silencio ante una manipulación tan cruel de los pobres.

Mi tercera razón se mueve a un nivel aún más profundo de conciencia, porque surge de mi experiencia en los guetos del Norte durante los últimos tres años, especialmente los últimos tres veranos. Mientras caminaba entre los jóvenes desesperados, rechazados y enojados, les dije que los cócteles Molotov y los rifles no resolverían sus problemas. He tratado de ofrecerles mi más profunda compasión mientras mantengo mi convicción de que el cambio social se logra de manera más significativa a través de la acción noviolenta. Pero preguntaron, y con razón, "¿Qué pasa con Vietnam?". Preguntaron si nuestra propia nación no estaba usando dosis masivas de violencia para resolver sus problemas, para lograr los cambios que quería. Sus preguntas dieron en el blanco y supe que nunca más podría volver a alzar la voz contra la violencia de los oprimidos en los guetos sin antes haber hablado claramente con el mayor proveedor de violencia en el mundo de hoy: mi propio gobierno. Por el bien de esos muchachos, por el bien de este gobierno, por el bien de los cientos de miles que tiemblan bajo nuestra violencia, no puedo quedarme callado.

Para aquellos que hacen la pregunta, "¿No es usted un líder de los derechos civiles?" Y, por lo tanto, quieren excluirme del movimiento por la paz, tengo esta respuesta adicional. En 1957, cuando un grupo de nosotros formamos la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur, elegimos como nuestro lema: "Para salvar el alma de América". Estábamos convencidos de que no podíamos limitar nuestra visión a ciertos derechos para las personas negras, sino que afirmamos el convicción de que Estados Unidos nunca sería libre ni se salvaría de sí mismo hasta que los descendientes de sus esclavos fueran liberados por completo de los grilletes que todavía llevan. En cierto modo estábamos de acuerdo con Langston Hughes, ese bardo negro de Harlem, que había escrito antes:

Ahora debería quedar incandescentemente claro que nadie que se preocupe por la integridad y la vida de Estados Unidos hoy puede ignorar la guerra actual. Si el alma de Estados Unidos se envenena totalmente, parte de la autopsia debe leer "Vietnam". Nunca podrá salvarse mientras destruya las esperanzas más profundas de los hombres de todo el mundo. Así es que aquellos de nosotros que todavía estamos decididos a que & quot; América será & quot; somos llevados por el camino de la protesta y el disenso, trabajando por la salud de nuestra tierra.

Como si el peso de tal compromiso con la vida y la salud de Estados Unidos no fuera suficiente, en 1954 se me impuso otra carga de responsabilidad. * Y no puedo olvidar que el Premio Nobel de la Paz fue también una comisión, una comisión para trabajar más duro. de lo que había trabajado antes para la hermandad del hombre. Este es un llamado que me lleva más allá de las lealtades nacionales.

Pero incluso si no estuviera presente, todavía tendría que vivir con el significado de mi compromiso con el ministerio de Jesucristo. Para mí, la relación de este ministerio con la construcción de la paz es tan obvia que a veces me maravillo de quienes me preguntan por qué hablo en contra de la guerra. ¿Será que no saben que la Buena Nueva está destinada a todos los hombres, a los comunistas y capitalistas, a sus hijos y a los nuestros, a negros y blancos, a revolucionarios y conservadores? ¿Han olvidado que mi ministerio es en obediencia al que amó a sus enemigos tan plenamente que murió por ellos? Entonces, ¿qué puedo decirle al Vietcong oa Castro oa Mao como fiel ministro de éste? ¿Puedo amenazarlos de muerte o no debo compartir con ellos mi vida?

Finalmente, mientras trato de explicarles a ustedes y a mí mismo el camino que lleva de Montgomery a este lugar, habría ofrecido todo lo más válido si simplemente hubiera dicho que debo ser fiel a mi convicción de que comparto con todos los hombres el llamando a ser hijo del Dios viviente. Más allá del llamado de raza, nación o credo, está esta vocación de filiación y hermandad. Debido a que creo que el Padre está profundamente preocupado, especialmente por Su sufrimiento e hijos desamparados y marginados, vengo esta noche para hablar por ellos. Creo que este es el privilegio y la carga de todos los que nos consideramos unidos por lealtades y lealtades que son más amplias y profundas que el nacionalismo y que van más allá de los objetivos y posiciones autodefinidos de nuestra nación. Estamos llamados a hablar por los débiles, por los que no tienen voz, por las víctimas de nuestra nación, por aquellos a quienes llama & quot; citar enemigos & quot; porque ningún documento de manos humanas puede hacer a estos humanos menos hermanos nuestros.

Y mientras reflexiono sobre la locura de Vietnam y busco dentro de mí formas de comprender y responder con compasión, mi mente va constantemente a la gente de esa península. No hablo ahora de los soldados de cada bando, no de las ideologías del Frente de Liberación, no de la junta en Saigón, sino simplemente de la gente que ha estado viviendo bajo la maldición de la guerra durante casi tres décadas continuas. Yo también pienso en ellos, porque tengo claro que no habrá una solución significativa allí hasta que se haga algún intento por conocerlos y escuchar sus gritos entrecortados.

Deben ver a los estadounidenses como extraños liberadores. El pueblo vietnamita proclamó su propia independencia en 1954, más bien en 1945, después de una ocupación francesa y japonesa combinada y antes de la revolución comunista en China. Fueron dirigidos por Ho Chi Minh. Aunque citaron la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en su propio documento de libertad, nos negamos a reconocerlos. En cambio, decidimos apoyar a Francia en la reconquista de su antigua colonia. Nuestro gobierno sintió entonces que el pueblo vietnamita no estaba preparado para la independencia, y nuevamente fuimos víctimas de la arrogancia mortal de Occidente que ha envenenado la atmósfera internacional durante tanto tiempo. Con esa trágica decisión rechazamos un gobierno revolucionario que buscaba la autodeterminación y un gobierno que había sido establecido no por China - por quien los vietnamitas no tienen un gran amor - sino por fuerzas claramente indígenas que incluían algunos comunistas. Para los campesinos este nuevo gobierno significó una verdadera reforma agraria, una de las necesidades más importantes de sus vidas.

Durante los nueve años siguientes a 1945, negamos al pueblo de Vietnam el derecho a la independencia. Durante nueve años apoyamos vigorosamente a los franceses en su fallido esfuerzo por recolonizar Vietnam. Antes del final de la guerra cubríamos el ochenta por ciento de los costos de la guerra francesa. Incluso antes de que los franceses fueran derrotados en Dien Bien Phu, comenzaron a desesperarse de su imprudente acción, pero nosotros no lo hicimos. Los alentamos con nuestros enormes suministros financieros y militares a continuar la guerra incluso después de haber perdido la voluntad. Pronto estaríamos pagando casi todos los costos de este trágico intento de recolonización.

Después de la derrota de los franceses, parecía que la independencia y la reforma agraria vendrían nuevamente a través del Acuerdo de Ginebra. Pero en su lugar llegó Estados Unidos, decidido a que Ho no unificara a la nación temporalmente dividida, y los campesinos volvieron a observar cómo apoyábamos a uno de los dictadores modernos más viciosos, nuestro hombre elegido, el primer ministro Diem. Los campesinos vieron y se encogieron de miedo mientras Diem desarraigaba sin piedad toda oposición, apoyaba a sus terratenientes extorsionistas y se negaba incluso a discutir la reunificación con el Norte. Los campesinos vieron cómo todo esto estaba presidido por la influencia de Estados Unidos y luego por un número creciente de tropas estadounidenses que vinieron a ayudar a sofocar la insurgencia que los métodos de Diem habían provocado. Cuando Diem fue derrocado, es posible que se sintieran felices, pero la larga lista de dictadores militares parecía no ofrecer un cambio real, especialmente en términos de su necesidad de tierra y paz.

El único cambio provino de Estados Unidos a medida que aumentamos nuestros compromisos de tropas en apoyo de gobiernos que eran singularmente corruptos, ineptos y sin apoyo popular. Mientras tanto, la gente leyó nuestros folletos y recibió las promesas regulares de paz, democracia y reforma agraria. Ahora languidecen bajo nuestras bombas y nos consideran a nosotros, no a sus compañeros vietnamitas, el verdadero enemigo. Se mueven con tristeza y apatía mientras los sacamos de la tierra de sus padres a campos de concentración donde rara vez se satisfacen las necesidades sociales mínimas. Saben que deben seguir adelante o serán destruidos por nuestras bombas.

Así van, principalmente mujeres, niños y ancianos. Observan cómo envenenamos su agua, mientras matamos un millón de acres de sus cultivos. Deben llorar mientras las excavadoras rugen por sus áreas preparándose para destruir los preciosos árboles. Entran en los hospitales con al menos veinte víctimas de la potencia de fuego estadounidense por una lesión infligida por el Vietcong. Hasta ahora, es posible que hayamos matado a un millón de ellos, en su mayoría niños. Vagan por los pueblos y ven a miles de niños, sin hogar, sin ropa, corriendo en manada por las calles como animales. Ven a los niños degradados por nuestros soldados mientras mendigan comida. Ven a los niños vendiendo a sus hermanas a nuestros soldados, solicitando a sus madres.

¿Qué piensan los campesinos cuando nos aliamos con los terratenientes y nos negamos a poner acción en nuestras muchas palabras sobre la reforma agraria? ¿Qué piensan mientras probamos nuestras últimas armas con ellos, al igual que los alemanes probaron nuevas medicinas y nuevas torturas en los campos de concentración de Europa? ¿Dónde están las raíces del Vietnam independiente que afirmamos estar construyendo? ¿Está entre estos sin voz?

Hemos destruido sus dos instituciones más queridas: la familia y el pueblo. Hemos destruido su tierra y sus cultivos. Hemos cooperado en el aplastamiento de la única fuerza política revolucionaria no comunista de la nación, la Iglesia Budista unificada. Hemos apoyado a los enemigos de los campesinos de Saigón. Hemos corrompido a sus mujeres y niños y hemos matado a sus hombres.

Ahora queda poco sobre lo que construir, salvo amargura. Pronto, los únicos cimientos físicos sólidos que quedan se encontrarán en nuestras bases militares y en el hormigón de los campos de concentración que llamamos "aldeas fortificadas". Los campesinos bien pueden preguntarse si planeamos construir nuestro nuevo Vietnam sobre terrenos como estos. ¿Podríamos culparlos por tales pensamientos? Debemos hablar por ellos y plantear las cuestiones que no pueden plantear. Estos también son nuestros hermanos.

Quizás una tarea más difícil pero no menos necesaria es hablar en nombre de aquellos que han sido designados como nuestros enemigos. ¿Qué hay del Frente de Liberación Nacional, ese grupo extrañamente anónimo que llamamos "CV" o "comunistas"? ¿Qué deben pensar de los Estados Unidos de América cuando se den cuenta de que permitimos la represión y la crueldad de Diem, lo que ayudó a que surgieran como un grupo de resistencia en el Sur? ¿Qué piensan de que condonamos la violencia que los llevó a tomar las armas? ¿Cómo pueden creer en nuestra integridad cuando ahora hablamos de "agresión de cuotas del Norte" como si no hubiera nada más esencial para la guerra? ¿Cómo pueden confiar en nosotros cuando ahora los acusamos de violencia después del reinado asesino de Diem y los acusamos de violencia mientras vertimos cada nueva arma de muerte en su tierra? Seguramente debemos comprender sus sentimientos, incluso si no toleramos sus acciones. Seguramente debemos ver que los hombres que apoyamos los presionaron a su violencia. Seguramente debemos ver que nuestros propios planes computarizados de destrucción simplemente eclipsan sus mayores actos.

¿Cómo nos juzgan cuando nuestros funcionarios saben que su membresía es menos del veinticinco por ciento comunista y, sin embargo, insisten en darles el nombre general? ¿Qué deben estar pensando cuando saben que somos conscientes de su control de las principales secciones de Vietnam y, sin embargo, parecemos dispuestos a permitir elecciones nacionales en las que este gobierno político paralelo altamente organizado no tendrá parte? Preguntan cómo podemos hablar de elecciones libres cuando la prensa de Saigón está censurada y controlada por la junta militar. Y seguramente tienen razón al preguntarse qué tipo de nuevo gobierno planeamos ayudar a formar sin ellos, el único partido en contacto real con los campesinos. Cuestionan nuestros objetivos políticos y niegan la realidad de un arreglo de paz del que serán excluidos. Sus preguntas son tremendamente relevantes. ¿Está nuestra nación planeando volver a construir sobre el mito político y luego apuntalarlo sobre el poder de una nueva violencia?

Aquí está el verdadero significado y valor de la compasión y la no violencia, cuando nos ayuda a ver el punto de vista del enemigo, a escuchar sus preguntas, a conocer su evaluación de nosotros mismos. Porque desde su punto de vista, podemos ver las debilidades básicas de nuestra propia condición, y si somos maduros, podemos aprender, crecer y beneficiarnos de la sabiduría de los hermanos que son llamados la oposición.

Lo mismo ocurre con Hanoi. En el norte, donde nuestras bombas azotan ahora la tierra y nuestras minas ponen en peligro las vías fluviales, nos encontramos con una profunda pero comprensible desconfianza. Hablar por ellos es explicar esta falta de confianza en las palabras occidentales, y especialmente su desconfianza en las intenciones estadounidenses ahora. En Hanoi están los hombres que llevaron a la nación a la independencia contra los japoneses y los franceses, los hombres que buscaron ser miembros de la Commonwealth francesa y fueron traicionados por la debilidad de París y la obstinación de los ejércitos coloniales. Fueron ellos quienes lideraron una segunda lucha contra la dominación francesa a un costo tremendo, y luego fueron persuadidos de que abandonaran las tierras que controlaban entre el paralelo decimotercero y el decimoséptimo como medida temporal en Ginebra. Después de 1954 nos vieron conspirar con Diem para evitar elecciones que seguramente podrían haber llevado a Ho Chi Minh al poder sobre un Vietnam unido, y se dieron cuenta de que habían sido traicionados nuevamente. Cuando les preguntamos por qué no se lanzan a negociar, hay que recordar estas cosas.

Además, debe quedar claro que los líderes de Hanoi consideraron que la presencia de tropas estadounidenses en apoyo del régimen de Diem había sido el incumplimiento militar inicial del Acuerdo de Ginebra relativo a las tropas extranjeras. Nos recuerdan que no comenzaron a enviar tropas en grandes cantidades e incluso suministros al sur hasta que las fuerzas estadounidenses se movieron a decenas de miles.

Hanoi recuerda cómo nuestros líderes se negaron a decirnos la verdad sobre las anteriores propuestas de paz de Vietnam del Norte, cómo el presidente afirmó que no existía ninguna cuando claramente se había hecho. Ho Chi Minh ha visto cómo Estados Unidos ha hablado de paz y ha fortalecido sus fuerzas, y ahora seguramente ha escuchado los crecientes rumores internacionales sobre los planes estadounidenses para una invasión del Norte. Él sabe que los bombardeos, los bombardeos y la minería que estamos haciendo son parte de la estrategia tradicional anterior a la invasión. Quizás sólo su sentido del humor y la ironía puedan salvarlo cuando oiga a la nación más poderosa del mundo hablar de agresión mientras arroja miles de bombas sobre una nación pobre y débil a más de ochocientas, o mejor dicho, a ocho mil millas de distancia. sus orillas.

Llegados a este punto, debo dejar en claro que, si bien he intentado en estos últimos minutos dar voz a los que no tienen voz en Vietnam y comprender los argumentos de aquellos a los que se les llama & citar enemigos, "estoy tan profundamente preocupado por nuestras propias tropas allí". como cualquier otra cosa. Porque se me ocurre que a lo que los estamos sometiendo en Vietnam no es simplemente al proceso brutalizador que ocurre en cualquier guerra donde los ejércitos se enfrentan entre sí y buscan destruir. Estamos agregando cinismo al proceso de la muerte, porque deben saber después de un corto período allí que ninguna de las cosas por las que afirmamos estar luchando está realmente involucrado. En poco tiempo deben saber que su gobierno los ha enviado a una lucha entre los vietnamitas, y los más sofisticados seguramente se darán cuenta de que estamos del lado de los ricos y seguros, mientras creamos un infierno para los pobres.

De alguna manera esta locura debe cesar. Debemos detenernos ahora. Hablo como hijo de Dios y hermano de los pobres que sufren en Vietnam. Hablo por aquellos cuya tierra está siendo devastada, cuyas casas están siendo destruidas, cuya cultura está siendo subvertida. Hablo en nombre de los pobres de Estados Unidos que están pagando el doble precio de las esperanzas destrozadas en casa y se han enfrentado a la muerte y la corrupción en Vietnam. Hablo como ciudadano del mundo, por el mundo que está horrorizado por el camino que hemos tomado. Hablo como alguien que ama a Estados Unidos, a los líderes de nuestra propia nación: la gran iniciativa en esta guerra es nuestra, la iniciativa para detenerla debe ser nuestra.

Este es el mensaje de los grandes líderes budistas de Vietnam. Recientemente uno de ellos escribió estas palabras, y cito:

Si continuamos, no habrá ninguna duda en mi mente y en la mente del mundo de que no tenemos intenciones honorables en Vietnam. Si no detenemos nuestra guerra contra el pueblo de Vietnam de inmediato, el mundo no tendrá otra alternativa que ver esto como un juego horrible, torpe y mortal que hemos decidido jugar. El mundo ahora exige una madurez de Estados Unidos que tal vez no podamos lograr. Exige que admitamos que nos hemos equivocado desde el comienzo de nuestra aventura en Vietnam, que hemos sido perjudiciales para la vida del pueblo vietnamita. La situación es una en la que debemos estar dispuestos a apartarnos bruscamente de nuestros caminos actuales. Para expiar nuestros pecados y errores en Vietnam, debemos tomar la iniciativa de poner fin a esta trágica guerra.

Me gustaría sugerir cinco cosas concretas que nuestro gobierno debería hacer de inmediato para comenzar el largo y difícil proceso de salir de este conflicto de pesadilla:

    Número uno: Poner fin a todos los bombardeos en Vietnam del Norte y del Sur.

Parte de nuestro [continúan los aplausos], parte de nuestro compromiso continuo bien podría expresarse en una oferta para otorgar asilo a cualquier vietnamita que tema por su vida bajo un nuevo régimen que incluía el Frente de Liberación. Entonces debemos hacer todas las reparaciones que podamos por el daño que hemos hecho. Debemos brindar la ayuda médica que se necesita con urgencia, poniéndola a disposición en este país si es necesario. Mientras tanto [aplausos], mientras tanto, nosotros en las iglesias y sinagogas tenemos una tarea continua mientras instamos a nuestro gobierno a que se desvincule de un compromiso vergonzoso. Debemos continuar alzando nuestras voces y nuestras vidas si nuestra nación persiste en sus formas perversas en Vietnam. Debemos estar preparados para hacer coincidir las acciones con las palabras buscando todos los métodos creativos de protesta posibles.

Al aconsejar a los jóvenes sobre el servicio militar, debemos aclararles el papel de nuestra nación en Vietnam y desafiarlos con la alternativa de la objeción de conciencia. [aplauso sostenido] Me complace decir que este es un camino que ahora eligen más de setenta estudiantes en mi propia alma mater, el Morehouse College, y lo recomiendo a todos los que encuentran que el curso estadounidense en Vietnam es deshonroso e injusto. [aplausos] Además, animaría a todos los ministros en edad de reclutar a que renuncien a sus exenciones ministeriales y busquen la condición de objetores de conciencia. [aplausos] Estos son tiempos de elecciones reales y no falsas. Estamos en el momento en que nuestras vidas deben arriesgarse si nuestra nación ha de sobrevivir a su propia locura. Todo hombre de convicciones humanas debe decidir la protesta que mejor se adapte a sus convicciones, pero todos debemos protestar.

Ahora hay algo seductoramente tentador en detenernos allí y enviarnos a todos a lo que en algunos círculos se ha convertido en una cruzada popular contra la guerra de Vietnam. Digo que debemos entrar en esa lucha, pero deseo continuar ahora para decir algo aún más perturbador.

La guerra en Vietnam no es más que un síntoma de una enfermedad mucho más profunda dentro del espíritu estadounidense, y si ignoramos esta triste realidad [aplausos], y si ignoramos esta realidad aleccionadora, nos encontraremos organizando comités de "clero y laicos preocupados" para la próxima generación. Estarán preocupados por Guatemala y Perú. Estarán preocupados por Tailandia y Camboya. Estarán preocupados por Mozambique y Sudáfrica. Marcharemos por estos y una docena de otros nombres y asistiremos a mítines sin fin a menos que haya un cambio significativo y profundo en la vida y la política estadounidenses. [aplauso sostenido] Así que tales pensamientos nos llevan más allá de Vietnam, pero no más allá de nuestro llamado como hijos del Dios viviente.

En 1957, un sensible funcionario estadounidense en el extranjero dijo que le parecía que nuestra nación estaba en el lado equivocado de una revolución mundial. Durante los últimos diez años hemos visto surgir un patrón de represión que ahora justifica la presencia de asesores militares estadounidenses en Venezuela. Esta necesidad de mantener la estabilidad social de nuestras inversiones explica la acción contrarrevolucionaria de las fuerzas estadounidenses en Guatemala. Explica por qué se están utilizando helicópteros estadounidenses contra las guerrillas en Camboya y por qué las fuerzas estadounidenses de napalm y boina verde ya han estado activas contra los rebeldes en Perú.

Es con tal actividad en mente que las palabras del difunto John F. Kennedy vuelven a atormentarnos. Hace cinco años dijo: "Aquellos que hacen imposible la revolución pacífica, harán inevitable la revolución violenta".aplausos] Cada vez más, por elección o por accidente, este es el papel que ha tomado nuestra nación, el papel de aquellos que hacen imposible la revolución pacífica al negarse a renunciar a los privilegios y placeres que provienen de las inmensas ganancias de las inversiones extranjeras. Estoy convencido de que si queremos estar en el lado correcto de la revolución mundial, nosotros, como nación, debemos pasar por una revolución radical de valores. Debemos comenzar rápidamente [aplausos], debemos comenzar rápidamente el cambio de una sociedad orientada a las cosas a una sociedad orientada a las personas. Cuando las máquinas y las computadoras, los fines de lucro y los derechos de propiedad, se consideran más importantes que las personas, los trillizos gigantes del racismo, el materialismo extremo y el militarismo son incapaces de ser conquistados.

Una verdadera revolución de valores pronto hará que cuestionemos la equidad y justicia de muchas de nuestras políticas pasadas y presentes. Por un lado, estamos llamados a interpretar al buen samaritano al borde del camino de la vida, pero eso será solo un acto inicial. Un día debemos llegar a ver que todo Jericó Road debe ser transformado para que los hombres y mujeres no sean constantemente golpeados y robados mientras hacen su viaje por la carretera de la vida. La verdadera compasión es más que arrojar una moneda a un mendigo. Llega a ver que un edificio que produce mendigos necesita una reestructuración. [aplausos]

Una verdadera revolución de valores pronto verá con inquietud el evidente contraste entre pobreza y riqueza. Con justa indignación, mirará al otro lado de los mares y verá a los capitalistas individuales de Occidente invirtiendo enormes sumas de dinero en Asia, África y América del Sur, solo para sacar las ganancias sin preocuparse por el mejoramiento social de los países, y decir "Esto no es solo". Observará nuestra alianza con la nobleza terrateniente de América del Sur y dirá: "Esto no es solo". La arrogancia occidental de sentir que tiene todo para enseñar a los demás y nada que aprender de ellos no es solo .

Una verdadera revolución de valores pondrá la mano en el orden mundial y dirá de la guerra: `` Esta forma de resolver las diferencias no es justa ''. Este negocio de quemar seres humanos con napalm, de llenar los hogares de nuestra nación de huérfanos y viudas, de inyectar drogas venenosas. del odio en las venas de pueblos normalmente humanos, de enviar a hombres a casa desde oscuros y sangrientos campos de batalla físicamente discapacitados y psicológicamente trastornados, no se puede reconciliar con la sabiduría, la justicia y el amor. Una nación que continúa año tras año gastando más dinero en defensa militar que en programas de elevación social se está acercando a la muerte espiritual. [aplauso sostenido]

Estados Unidos, la nación más rica y poderosa del mundo, bien puede liderar el camino en esta revolución de valores. No hay nada excepto un trágico deseo de muerte que nos impida reordenar nuestras prioridades para que la búsqueda de la paz tenga prioridad sobre la búsqueda de la guerra. No hay nada que nos impida moldear un status quo recalcitrante con las manos magulladas hasta que lo hayamos convertido en una hermandad.

Este tipo de revolución positiva de valores es nuestra mejor defensa contra el comunismo. [aplausos] La guerra no es la respuesta. El comunismo nunca será derrotado por el uso de bombas atómicas o armas nucleares. No nos unamos a los que gritan la guerra y, a través de sus pasiones equivocadas, instan a los Estados Unidos a que renuncien a su participación en las Naciones Unidas. Estos son días que exigen moderación sabia y sensatez tranquila. No debemos involucrarnos en un anticomunismo negativo, sino en un impulso positivo para la democracia [aplausos], dándonos cuenta de que nuestra mayor defensa contra el comunismo es emprender acciones ofensivas en nombre de la justicia. Debemos buscar con acción positiva eliminar esas condiciones de pobreza, inseguridad e injusticia, que son el suelo fértil en el que crece y se desarrolla la semilla del comunismo.

Son tiempos revolucionarios. En todo el mundo, los hombres se rebelan contra los viejos sistemas de explotación y opresión, y de las heridas de un mundo frágil están naciendo nuevos sistemas de justicia e igualdad. La gente de la tierra sin camisa y descalza se está levantando como nunca antes. El pueblo que estaba sentado en tinieblas ha visto una gran luz. En Occidente debemos apoyar estas revoluciones.

Es un hecho triste que debido a la comodidad, la complacencia, un miedo mórbido al comunismo y nuestra propensión a ajustarnos a la injusticia, las naciones occidentales que iniciaron gran parte del espíritu revolucionario del mundo moderno se hayan convertido ahora en archantirrevolucionarios. Esto ha llevado a muchos a sentir que solo el marxismo tiene un espíritu revolucionario. Por lo tanto, el comunismo es un juicio en contra de nuestra incapacidad para hacer que la democracia sea real y seguir adelante con las revoluciones que iniciamos. Nuestra única esperanza hoy radica en nuestra capacidad para recuperar el espíritu revolucionario y salir a un mundo a veces hostil declarando la eterna hostilidad a la pobreza, el racismo y el militarismo. Con este poderoso compromiso desafiaremos audazmente el statu quo y las costumbres injustas, y de ese modo aceleraremos el día en que & citemos que todos los valles se exaltarán y todas las montañas y colinas se rebajarán [Audiencia:] (Sí) lo torcido se enderezará y lo accidentado se allanará.

Una auténtica revolución de valores significa, en última instancia, que nuestras lealtades deben volverse ecuménicas en lugar de seccionales. Cada nación debe ahora desarrollar una lealtad absoluta hacia la humanidad en su conjunto a fin de preservar lo mejor de sus sociedades individuales.

Este llamado a una confraternidad mundial que eleve la preocupación por el prójimo más allá de la propia tribu, raza, clase y nación, es en realidad un llamado a un amor total e incondicional por toda la humanidad. Este concepto a menudo mal entendido, este concepto a menudo mal interpretado, tan fácilmente descartado por los Nietzsches del mundo como una fuerza débil y cobarde, se ha convertido ahora en una necesidad absoluta para la supervivencia del hombre. Cuando hablo de amor no hablo de una respuesta sentimental y débil. No estoy hablando de esa fuerza que es solo una tontería emocional. Me refiero a esa fuerza que todas las grandes religiones han visto como el principio unificador supremo de la vida. El amor es de alguna manera la llave que abre la puerta que conduce a la realidad última. Esta creencia hindú-musulmana-cristiana-judía-budista acerca de la realidad última está bellamente resumida en la primera epístola de San Juan: "Amémonos unos a otros (Sí), porque el amor es Dios. (Sí) Y todo aquel que ama es nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor. . . . Si nos amamos unos a otros, Dios habita en nosotros y su amor se perfecciona en nosotros ''. Esperemos que este espíritu llegue a estar a la orden del día.

Ya no podemos permitirnos adorar al dios del odio o inclinarnos ante el altar de la venganza. Los océanos de la historia se vuelven turbulentos por las crecientes mareas de odio. La historia está repleta de los escombros de naciones e individuos que siguieron este camino contraproducente del odio. Como dice Arnold Toynbee: "El amor es la fuerza suprema que hace la elección salvadora de la vida y el bien contra la elección condenatoria de la muerte y el mal". Por lo tanto, la primera esperanza en nuestro inventario debe ser la esperanza de que el amor tendrá la última palabra. & Quot.

Amigos míos, ahora nos enfrentamos al hecho de que mañana es hoy. Nos enfrentamos a la feroz urgencia del ahora. En este enigma en desarrollo de la vida y la historia, existe la posibilidad de llegar demasiado tarde. La dilación sigue siendo la ladrona del tiempo. La vida a menudo nos deja desnudos, desnudos y abatidos con una oportunidad perdida. La marea en los asuntos de los hombres no permanece en la marea, sino que baja. Podemos clamar desesperadamente por tiempo para hacer una pausa en su paso, pero el tiempo es inflexible a cada súplica y se apresura. Sobre los huesos blanqueados y los residuos revueltos de numerosas civilizaciones están escritas las patéticas palabras: "Demasiado tarde". Hay un libro invisible de la vida que registra fielmente nuestra vigilancia o nuestra negligencia. Omar Khayyam tiene razón: "El dedo que se mueve escribe, y la escritura sigue adelante".

Todavía tenemos una opción hoy: la coexistencia no violenta o la coannihilación violenta. Debemos pasar de la indecisión a la acción. Debemos encontrar nuevas formas de hablar por la paz en Vietnam y la justicia en todo el mundo en desarrollo, un mundo que limita con nuestras puertas. Si no actuamos, seguramente seremos arrastrados por los largos, oscuros y vergonzosos corredores del tiempo reservados para aquellos que poseen poder sin compasión, poder sin moralidad y fuerza sin vista.

Ahora comencemos. Ahora volvamos a dedicarnos a la lucha larga y amarga, pero hermosa, por un mundo nuevo. Este es el llamado de los hijos de Dios, y nuestros hermanos esperan ansiosos nuestra respuesta. ¿Diremos que las probabilidades son demasiado grandes? ¿Les diremos que la lucha es demasiado dura? ¿Nuestro mensaje será que las fuerzas de la vida estadounidense militan en contra de su llegada como hombres plenos, y enviamos nuestro más profundo pesar? ¿O habrá otro mensaje, de anhelo, de esperanza, de solidaridad con sus anhelos, de compromiso con su causa, cueste lo que cueste? La elección es nuestra, y aunque podríamos preferirlo de otra manera, debemos elegir en este momento crucial de la historia humana.

Como dijo elocuentemente ese noble bardo de ayer, James Russell Lowell:

Y si tomamos la decisión correcta, seremos capaces de transformar esta elegía cósmica pendiente en un salmo creativo de paz. Si tomamos la decisión correcta, seremos capaces de transformar las discordancias tintineantes de nuestro mundo en una hermosa sinfonía de hermandad. Si tomamos la decisión correcta, seremos capaces de acelerar el día, en todo Estados Unidos y en todo el mundo, cuando la justicia corra como las aguas y la rectitud como un poderoso arroyo. [aplauso sostenido]


1928 - EXPANSIÓN Y CAMPANA DE LA IGLESIA

En mayo de 1927, la Unión Misionera de Mujeres y rsquos informó un superávit de fondos de $ 10 después de pagar algunos muebles que deseaban usar este dinero para iniciar un Fondo de Construcción para un nuevo santuario que se construiría alrededor del edificio actual. También informaron que "se está formando una cena de pollo para ayudar a aumentar el fondo". Más tarde, un comité asesor presentó los planes y, en junio de 1928, se hizo un préstamo de $ 2,000 para financiar el proyecto. Una vez terminada, la Carpenter & rsquos Union compró una campana y la donó a la iglesia. La campana se colgó en el campanario del nuevo edificio y durante muchos años los residentes de East Fort Myers fueron convocados para escuchar el evangelio con el repique de la campana.


Iglesia de Riverside - Historia

La historia de la Congregación Riverside de la Iglesia Unida de Zambia (UCZ) se remonta a 1977, cuando se sintió la necesidad de una iglesia. Las congregaciones de UCZ más cercanas a las que asistieron miembros residentes en Riverside fueron Kwacha East, Buchi y St. Margret & rsquos. La mayoría de los miembros asistieron a la Congregación Buchi. La necesidad de una iglesia en Riverside siguió creciendo a medida que la población de la zona seguía aumentando. Esto, junto con la distancia de las congregaciones antes mencionadas de Riverside, llevó a la Congregación Buchi a solicitar una habitación en ZIT (ahora Universidad Copperbelt para acomodar a los residentes de Riverside que en ese momento estaban adorando en Buchi. Esto se cumplió a principios de la década de 1980. Sin embargo, como resultó ser, incluso aquellos que estaban adorando en las Congregaciones de Kwacha East y St. Margret & rsquos se unieron a esta joven confraternidad.

En una reunión del Consistorio de Kitwe celebrada el 12 de enero de 1985, se le otorgó a la confraternidad ZIT el estatus de congregación completo y se nombró superintendente al evangelista Namenda. El número de miembros comulgantes plenos fue de 150 con una evaluación anual del Consistorio de K350.00. Los servicios se llevaron a cabo en Bemba, pero luego también en inglés.

Tras la integración de ZIT y UNZANDO en CBU en enero de 1989, ZIT Congregation cambió su nombre a Riverside Congregation. Después del Evangelista Namindo, la Congregación había cambiado de Ministros del Rev. Miller, Rev. Lumbama al Rev. Sikaneta. El compañerismo se trasladó del CBU Sports Hall al edificio de la Capilla en 1989. El número cada vez mayor de miembros, junto con la cuestión de compartir el edificio de la Capilla con otras iglesias, requirió la construcción de un edificio para la iglesia. El terreno de la iglesia Jambo Drive Riverside fue adquirido del Consejo del Distrito de Kitwe y la colocación de la primera piedra, oficiada por el Moderador del Sínodo, Rev. Paul Bwalya, tuvo lugar el 19 de mayo de 1991. El Ministro de la Iglesia en ese momento era el Rev. B.M.Chongo.

Para financiar la construcción del edificio de la Iglesia, se organizaron varias iniciativas de recaudación de fondos. A la más destacada asistió el presidente Chiluba, quien contribuyó generosamente. En agosto de 1993, los miembros de la Congregación resolvieron mudarse de la Capilla CBU al sitio actual de la iglesia (a pesar de que la iglesia todavía estaba en construcción). El reverendo Chimfwembe era el entonces pastor de la congregación. La construcción del edificio avanzó con nuevas iniciativas de recaudación de fondos.

Otra iniciativa de recaudación de fondos que vale la pena mencionar fue la "Cena de la Misión" a la que asistió el vicepresidente de brigada. Gen. Miyanda. Esta exitosa empresa se llevó a cabo en CBU Cafetería y el Ministro fue el Rev. T. Kalongo.

En febrero de 1996, el Rev. T. Kalongo se fue a RSA y el Rev. Silishebo asumió las responsabilidades ministeriales. El Rev. Silishebo fue nombrado Secretario General de la UCZ y el Rev. P. Matembo, el actual Ministro lo reemplazó.

Hoy, podemos agradecer con orgullo a Dios por la Congregación en su conjunto, en particular, el aumento de la membresía de 150 en 1985 a 465 en 1995, y ahora en 2019 alcanzando un promedio de 700 miembros comulgantes, el espíritu alentador de compromiso de los miembros como lo demuestra. por la construcción del edificio de la iglesia es obra de Dios & rsquos.


Parte II - A lo largo de los años

En 1946-48, el edificio de la iglesia se retiró de la carretera y se eliminó el antiguo establo de caballos y carruajes. En 1953 se perforó un pozo y se instalaron baños. En 1956 se colocaron ventanas de vidrio artístico, nuevas bancas y alfombras de la iglesia. En 1968, el nombre de la iglesia se cambió a Shabbona United Methodist Church después de la unión de las iglesias metodista y evangélica de los hermanos unidos. En 1991, el grupo de Mujeres Metodistas Unidas & # 8217s inició un proyecto de pastel & # 8211 ¡algo que sigue siendo un gran evento para recaudar fondos en la actualidad!


La historia de la iglesia Riverside en la ciudad de Nueva York

Fue desde el púlpito de la Iglesia de Riverside que Martin Luther King, Jr., expresó públicamente por primera vez su oposición a la guerra de Vietnam, que Nelson Mandela se dirigió a los líderes de la iglesia de EE. UU. Después de su liberación de la prisión, y que oradores tan diversos como César Chávez, Jesse Jackson, Desmond Tutu, Fidel Castro y Reinhold Niebuhr dieron conferencias a la iglesia y a la nación sobre temas de actualidad. Los más grandes predicadores estadounidenses se han desempeñado como ministros principales, incluidos Harry Emerson Fosdick, Robert J. McCracken, Ernest T.Campbell, William Sloane Coffin, Jr. y James A. Forbes, Jr., y en algún momento el New York Times. informes impresos del sermón de cada domingo en su edición del lunes por la mañana.
Durante siete décadas, la iglesia ha sido el modelo principal del liberalismo protestante en los Estados Unidos. Su historia representa el movimiento de la hegemonía protestante blanca a una iglesia multirracial y multiétnica que ha estado a la vanguardia de la defensa de la justicia social, las teologías de la liberación, los ministerios de gays y lesbianas, los estudios de paz, el diálogo étnico y racial y las relaciones judeo-cristianas.
Un esfuerzo de colaboración de un equipo estelar de académicos, The History of the Riverside Church en la ciudad de Nueva York ofrece una historia crítica de esta institución única en el Upper West Side de Manhattan, incluido su impacto cultural en la ciudad de Nueva York y más allá, sus predicadores destacados. , y su arquitectura, y evalúa las cambiantes fortunas del progresismo religioso en el siglo XX.

Peter J. París es profesor Elmer G. Homrighausen de Ética Social Cristiana y enlace con el Programa de Estudios Afroamericanos de la Universidad de Princeton, en el Seminario Teológico de Princeton.

John W. Cook es un ex presidente de la Fundación Henry Luce, Inc.

James Hudnut-Beumler es decana de la Divinity School y profesora Anne Potter Wilson de Historia Religiosa Estadounidense en la Universidad de Vanderbilt.

Lawrence H. Mamiya es profesora Paschall-Davis de religión y estudios africanos en Vassar College.


Historia de la Iglesia

No se puede escribir la historia completa de una iglesia. La obra de la iglesia se compone de innumerables actos de servicio y autosacrificio de sus miembros individuales. Solo Dios sabe cuánto tiempo, esfuerzo, oración y dinero han dado los hombres y mujeres de esta iglesia, desde el día de su organización hasta la fecha. Solo Él conoce el resultado de su trabajo: cuál ha sido su influencia en las vidas humanas, cuál ha sido su impacto en la comunidad y en el mundo.

En 1897, varios miembros de la Iglesia Bautista Dearborn Street se sintieron guiados a comenzar un ministerio en el área de Riverside. Se erigió un edificio de la iglesia en las avenidas Hunt y Gallatin a un costo de $ 5,000. La iglesia fue nombrada por primera vez Iglesia Bautista Calvary. Los registros muestran que el Rev. Alfred A. Manwaring fue el primer pastor.

En septiembre de 1901, nuestro segundo pastor, el reverendo George E. Ford, se instaló en Martin Avenue (ahora conocida como Progressive Avenue). También en ese año, la iglesia, cuyo nombre había sido cambiado a Pilgrim Baptist Church, fue renombrada nuevamente y se conoció como la Misión de Hunt Avenue.

El Rev. Newton E. Miller comenzó un pastorado de nueve años en la Misión en 1903. Una reorganización de la Misión se llevó a cabo a principios del ministerio del Rev. Miller & rsquos, lo que resultó, entre otras cosas, en un cambio de nombre a Hunt Avenue Baptist Society. El Rev. Miller creía firmemente en la necesidad de llegar a los niños y jóvenes. Su promoción de este trabajo resultó ser solo el comienzo de un ministerio que ha caracterizado el esfuerzo de esta iglesia desde su pastorado.

Luego de la renuncia del Rev. Miller & rsquos, el Dr. Ernest M. Wadsworth aceptó el pastorado. Su ministerio continuó desde julio de 1910 hasta diciembre de 1929, cuando renunció para convertirse en el jefe de la Liga de Oración de la Gran Comisión. Durante el pastorado del Rev.Wadsworth & rsquos, la Sociedad Bautista de Hunt Avenue se incorporó bajo el nombre de Iglesia Bautista de Hunt Avenue, con Ralph Rand, Frank Allworth, John Taylor, Howard E. Bowers, Edward E. Bennett y George A. Huber elegidos como fideicomisarios. . En diciembre de 1924, Andrew Kant donó $ 1,000 a la iglesia, para pagar la hipoteca, reduciéndola de $ 3,500 a $ 2,500. Con la hipoteca de este monto, la propiedad en la esquina de Hunt Avenue y Gallatin Avenue fue cedida a la Iglesia Bautista de Hunt Avenue. Para octubre de 1927, los fieles miembros de la iglesia redujeron la hipoteca a $ 500. Estamos agradecidos con el Dr. Wadsworth por trazar el curso que nuestra iglesia ha seguido a lo largo de los años, al seguir siendo una iglesia centrada en Cristo y predicadora de la Biblia.

En abril de 1930, el reverendo Harvey O. Olney asumió el pastorado. Bajo su enérgico liderazgo, la membresía de la iglesia aumentó hasta el punto de que se usaban sillas en los pasillos para atender a las multitudes en los servicios del domingo por la noche. Se hizo evidente que se tendría que proporcionar un santuario más grande para dar cabida a la creciente asistencia. Aunque se había considerado la idea de un nuevo edificio para la iglesia durante varios años, no se había tomado ninguna medida definitiva, excepto la construcción de un anexo para uso de la Escuela Dominical en diciembre de 1930. Los planes de construcción parecían estar paralizados hasta que el catastrófico incendio del 4 de octubre de 1933 destruyó la iglesia. Los daños se estimaron en $ 10,000. Debido a la acción inmediata del Rev. Olney & rsquos, los servicios continuaron sin interrupción en el Maccabee Hall ubicado en Hunt Avenue y Tonawanda Street. El pastor Olney llevó a cabo los servicios entre semana en la sala y el comedor de la casa parroquial, entonces ubicado en 112 Gallatin. Inmediatamente se nombró un comité encabezado por John Gervan para considerar si se debían hacer reparaciones o si se debía erigir un nuevo edificio en un nuevo sitio. La recomendación del comité y rsquos resultó en la compra de la propiedad actual en Ontario Street cerca de Ross Avenue. Se erigió un nuevo edificio, llamado Riverside Baptist Church, a un costo total, incluyendo tanto la propiedad como el edificio, de $ 40,000. La construcción avanzó rápidamente. Se rompió la construcción el 22 de enero de 1934 y la primera piedra se colocó el 1 de abril de 1934. El santuario se dedicó el 24 de junio. La primera boda pública en la nueva iglesia fue la de Daniel T. Meloon y Ruth Rand el 28 de julio. 1934.

Un punto culminante del ministerio del Rev. Olney & rsquos fue nuestra primera Escuela Bíblica de Vacaciones, dirigida por la Sra. Ruth McClelland. El Rev. Olney también estableció el Fishermen & rsquos Club, un alcance evangelístico de hombres y mujeres nacidos dos veces. A través de su trabajo, muchos de los hospitales recibieron visitas y tratados, y muchos de los enfermos llegaron a conocer personalmente el poder salvador y el consuelo de un Salvador amoroso. El Fishermen & rsquos Club llevó el Evangelio en mensaje y cántico a muchas otras iglesias y grupos, no solo en nuestra propia ciudad, sino también en otros pueblos y ciudades. En abril de 1942, el Rev. Olney renunció para ocupar el pastorado de la Primera Iglesia Bautista de Butler, Pensilvania. Uno de los miembros de nuestra iglesia, el Rev. John Burgar, sirvió hábilmente como pastor interino, luego de la partida del pastor Olney & rsquos.

En octubre de 1942 el Rev. Enoch Stillman Moore fue instalado como nuestro nuevo pastor. Sirvió en esta capacidad durante poco más de tres años, siendo los años de guerra. Habiendo servido y sido herido en la Primera Guerra Mundial, la comprensión del reverendo Moore & rsquos de las condiciones y angustias en tiempos de guerra, junto con sus mensajes inspiradores y reflexivos, resultó de gran consuelo y ayuda. Muchos de nuestros jóvenes fueron llamados al servicio militar durante ese tiempo, ya que todos los corazones y mentes se volvieron hacia la escena del conflicto. Es con tristeza que enumeramos los nombres de esos jóvenes que dieron su vida al servicio de su país.

Un día memorable fue el del 27 de mayo de 1945, cuando el Rev. Olney y el Rev. Moore llevaron a cabo un servicio para una ceremonia de "quema de la hipoteca". La construcción de la Iglesia Bautista Riverside y la subsiguiente liquidación de la deuda reflejaron una fe notable en la promesa de Dios de proveer, considerando que la empresa se inició durante los días oscuros de la Gran Depresión.

Un equipo de softbol de la iglesia se formó poco después de la guerra, compitiendo en lo que se convertiría en la Liga Atlética Bautista. Este nombre se cambió más tarde a Liga Atlética Cristiana. Daniel Meloon, Jr. se desempeñó fielmente como secretario de la liga de softbol durante muchos años. Los miembros de nuestra iglesia continúan jugando en esta liga hoy.

Luego de la renuncia del pastor Moore & rsquos en diciembre de 1945, el reverendo George MacKay aceptó el puesto de pastor interino. Nuestra iglesia fue bendecida por su fiel servicio durante su tiempo con nosotros. En octubre de 1946, el reverendo Howard H. Chipchase comenzó su ministerio en Riverside. Es bien recordado por su personalidad vigorosa y su liderazgo sobresaliente. De gran interés para el Rev. Chipchase fue la Escuela Bíblica. Durante los días de la Iglesia de Hunt Avenue, se establecieron metas de asistencia de 200 y 250. Durante junio de 1947, se estableció y alcanzó una nueva meta de 600. La recompensa por este esfuerzo, recordada con cariño por muchos, fue un picnic de la Escuela Bíblica en un tren fletado de New York Central de 9 vagones hasta Outwater Park en Lockport, a través de las Cataratas del Niágara. El servicio del Rev. Chipchase & rsquos con nosotros estuvo marcado por su trabajo serio, concienzudo y arduo.

Luego de la renuncia del Rev. Chipchase & rsquos en 1951, el Rev. William Barkalow se convirtió en nuestro pastor interino hasta la llegada del Rev. Edward H. Stady en 1952. Un evento sobresaliente durante el ministerio del Rev. edificio de la iglesia existente. Este proyecto se llevó a cabo durante 1954 a un costo de $ 98.000. Warren Whitney como Director de Música y Juventud y Laura Riddle como Directora de Educación Cristiana asistieron al Rev. Stady durante algunos de sus años con nosotros. La actual casa parroquial en 80 Meadow Lane en la ciudad de Tonawanda fue comprada durante el ministerio del Rev. Stady & rsquos. Otros aspectos destacados incluyeron el comienzo de los programas Boy Scouts y Pioneer Girls.

En 1958, el Rev. Stady renunció y el Rev. Michael J. Sheldon se convirtió en nuestro ministro. Hubo muchos eventos notables durante el ministerio del Rev. Sheldon & rsquos. Un terreno de 50 acres en las afueras de Bliss, Nueva York, fue donado a la iglesia por Jack Carlton y su madre. Este sitio se ha convertido en un campamento de la iglesia llamado Hillside Acres. La Brigada de Servicio Cristiano se inició para nuestros muchachos. Los desfiles anuales de la Escuela Dominical se llevaron a cabo a lo largo de Main Street en el centro de Buffalo. Nuestra confraternidad de jóvenes y rsquos se amplió para incluir un estudio bíblico los miércoles por la noche, viajes de vacaciones de Pascua, un segundo equipo de softbol de la iglesia y retiros de otoño en el Campamento Forty Acres, el Campo de la Conferencia Bíblica de Niágara y el Campamento Buenas Nuevas. Uno de nuestros servicios de adoración matutinos fue transmitido por televisión local. El Fondo Nelson, un fondo fiduciario creado para ayudar a los estudiantes universitarios que anticipan el servicio cristiano de tiempo completo, se estableció en 1960 y todavía se utiliza en la actualidad. El reverendo Sheldon contó con la ayuda de Ronald Klein y el reverendo W. Arthur Blakely.

Después de la partida del Rev. Sheldon & rsquos en mayo de 1970, el Rev. William R. Pack comenzó un pastorado de siete años en Riverside. Bajo el liderazgo del Rev. Pack & rsquos, se compraron dos autobuses escolares y una camioneta. Un ministerio de visitas, dirigido por un grupo de miembros dedicados, resultó en la necesidad de esos vehículos. Nuestra área de estacionamiento se amplió después de la compra de la propiedad en la esquina de Ross Avenue y Ontario Street. Se compró un nuevo órgano Allen en 1973. Nuestra congregación disfrutó escuchando a Richard Meloon, nuestro Director Musical desde hace mucho tiempo, ejercer su don divino en este instrumento. En 1975, nuestro coro de jóvenes y rsquos Handbell obtuvo el primer lugar en la competencia nacional celebrada en Word of Life Camp. Riverside participó activamente en la campaña Campus Crusade & rsquos & ldquoHere & rsquos Life, Buffalo! & Rdquo en 1976. Los asistentes del Rev. Pack durante su ministerio aquí incluyeron a Baughn Lassiter, el Dr. George Ree y el Rev. H. Edward Sanders. Después de que el Rev. Pack renunció en junio de 1977, el Rev. Alan Forbes, director del Buffalo Christian Center, dedicó gran parte de su tiempo a pastorearnos hasta que se llamó a un nuevo pastor.

El Rev. Gary W. Bonebrake vino a nosotros en marzo de 1978. Nuestra congregación fue ricamente bendecida durante el ministerio del Rev. Bonebrake & rsquos por su clara y fuerte exposición de la Palabra de Dios. La preocupación del pastor Bonebrake & rsquos por las necesidades de su congregación fue demostrada por innovaciones tales como una despensa de diáconos y rsquo, que suministra alimentos a nuestros miembros que se han enfrentado a dificultades financieras, una comunidad de personas mayores y rsquo muy activa, y estudios bíblicos en el hogar para grupos pequeños. Además, a partir de 1979, se llevaron a cabo programas especiales & ldquoSunday Night Live & rdquo una vez al mes. En 1980 comenzó una nueva tradición de la Cena de la Cosecha de otoño. Todavía esperamos y disfrutamos este tiempo de participar de las abundantes provisiones de Dios. Durante el ministerio del Rev. Bonebrake & rsquos, nuestra iglesia adquirió la casa en 68 Ross, convirtiéndola en un centro de reuniones para jóvenes y una instalación educativa. En 1982 se estableció un centro de recursos de material didáctico y material didáctico con fondos legados a la iglesia por Thelma Frolick. En 1983, nuestra congregación mostró su compasión por los pobres y necesitados de nuestra ciudad al dar generosamente más de $ 26,000 a la Misión de la Ciudad de Buffalo para ayudar a pagar sus nuevas instalaciones en Oak Street. Muchos miembros actuales y anteriores de la familia de nuestra iglesia participaron en la celebración del quincuagésimo aniversario del edificio de nuestra iglesia en octubre de 1984. A partir de 1985, y durante varios años después de eso, nuestra iglesia se unió a la Iglesia Bautista Cazenovia Park para una semana de compañerismo en Campamento cristiano LeTourneau. Los pastores de jóvenes que ayudaron al Rev. Bonebrake incluyeron a Jeffrey Dunn y Thomas Anderson. En 1986, los nuevos miembros, Rick y Cathy English, asumieron el liderazgo del Ministerio de la Juventud. Respondiendo al llamado del Espíritu Santo, el Rev. Bonebrake dejó Riverside en septiembre de 1987, con el fin de prepararse para el servicio en el campo misional. Después de un Servicio de Comisionamiento en septiembre de 1988, los Bonebrakes comenzaron su nuevo ministerio en el extranjero en el Instituto Bíblico Alemán.

En noviembre de 1987, el Rev. Robert O. Wheeler se convirtió en el duodécimo pastor de nuestra iglesia. Poco después, el área occidental de Nueva York tuvo el privilegio de albergar una cruzada de Billy Graham en Pilot Field en julio de 1988. Muchos de nuestros miembros ayudaron de diversas formas en esta serie de reuniones. Ese mismo año, nos despedimos de Rick y Cathy English, quienes dejaron Riverside para asumir un puesto de tiempo completo en la Iglesia Bautista West Somerset (NY). El Rev. Wheeler y varios de los líderes de la iglesia redactaron una nueva constitución eclesiástica simplificada, que fue adoptada en abril de 1991. Una Junta de Ancianos recién creada asumió la mayoría de los deberes que antes realizaba la Junta de Diáconos. Otra innovación bajo la dirección del Rev. Wheeler & rsquos fue un ministerio de cintas de audio que permitía a nuestros recluidos escuchar los servicios del domingo por la mañana. Riverside & rsquos mostró un énfasis continuo en las misiones mediante un boletín mensual que brinda una actualización sobre las actividades y necesidades de nuestros misioneros y rsquo. Además, se instaló una exhibición de & ldquoMissionary of the Month & rdquo en el frente del santuario. La creencia del reverendo Wheeler & rsquos en la importancia de la oración llevó a nuestra decisión de convertir un guardarropa en la parte trasera del santuario en una sala de oración. La Sala de Oración sigue estando disponible para su uso diario. Durante parte del pastorado del Rev. Wheeler & rsquos, Steve Lamarco ayudó hábilmente como pastor de jóvenes. En junio de 1994, nuestro antiguo organista y director musical, Richard C. Meloon, fue ascendido a Glory. Todos los que lo conocieron extrañan sus extraordinarios dones musicales, su ingenio rápido y sus siempre populares cenas anuales en la iglesia.

Después de que el Rev. Wheeler renunció en julio de 1994 para aceptar un pastorado en el área de Chicago, el ex pastor de jóvenes, Richard J. English regresó en agosto de ese año para convertirse en nuestro pastor actual. La carga del Rev. English & rsquos por los perdidos ha resultado en un fuerte énfasis evangelístico. Los programas de divulgación, como la distribución de folletos y los conciertos que se llevan a cabo en el estacionamiento de la iglesia, ayudaron a aumentar significativamente nuestra asistencia semanal. Más importante aún, hemos visto la salvación de muchas almas. Ha bautizado a cientos de personas durante su ministerio aquí. Sabiendo que una iglesia que ora es una iglesia espiritualmente viva, el Pastor English ha hecho de la oración un enfoque principal en todo lo que hacemos. En 1996, nuestro Pioneer Club, anteriormente Pioneer Girls, celebró su cuadragésimo año en Riverside. Del 10 al 12 de octubre de 1997, muchos ex miembros de la iglesia regresaron para unirse a nosotros para celebrar el centenario de la fundación de nuestra iglesia. Se compartieron muchos recuerdos y se renovaron amistades durante este fin de semana lleno de acontecimientos. Los ex pastores William Pack, Gary Bonebrake y Robert Wheeler, y el misionero Dr. Randy Speirs también participaron en la Celebración del Centenario.

Cuando Riverside Baptist comenzó su segundo siglo, ocurrieron varios cambios en relación con las propiedades de la iglesia. Se vendió el campamento conocido como Hillside Acres en Bliss, NY. Se compró la casa en 70 Ross Avenue. Con la demolición de esa casa, así como la casa propiedad de la iglesia en 68 Ross Avenue varios años antes, el estacionamiento se amplió aún más y se construyó un garaje de almacenamiento. Para hacer nuestra iglesia más accesible, se instaló un telesilla. Se estableció una despensa de alimentos y ropa más cercana para ayudar a los miembros de nuestra iglesia y comunidad. Bajo el liderazgo del Rev. English & rsquos, la Iglesia Bautista Riverside continúa siendo un faro centrado en Cristo que predica la Biblia para la comunidad de Riverside-Black Rock, como lo ha sido durante más de cien años.

Hemos llegado al punto en el que ahora es nuestra responsabilidad continuar el trabajo tan fielmente realizado a lo largo de estos muchos años por nuestros predecesores. Tuvieron una visión de un mundo perdido que necesitaba desesperadamente un Salvador. Recordamos con amor a los que nos han precedido, pero debemos tener cuidado de seguir mirando hacia adelante y hacia arriba. Oremos todos para que seamos fieles en nuestro servicio a nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, el fundamento sobre el que se construye esta iglesia. (I Corintios 3:11)

Nota de los autores: El contenido de este registro antes de 1947 fue extraído de hechos recopilados por el difunto Howard E. Bowers. Estamos en deuda con el Sr. Bowers y estamos agradecidos por su fidelidad al preservar esta información para nosotros. La historia de la iglesia desde 1947 hasta el presente se obtuvo de los informes anuales de la Iglesia Bautista de Riverside, otros registros de la iglesia y recuerdos personales. Confiamos en que nuestros esfuerzos hayan dado como resultado un relato preciso de la historia de la Iglesia Bautista Riverside.


Ver el vídeo: Información Sobre Re-Abrir Iglesia de Riverside (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Marschall

    Excelente y oportuno mensaje.

  2. Amadeo

    Pido disculpas, pero en mi opinión admites el error. Ingrese, discutiremos. Escríbeme en PM, lo manejaremos.

  3. Misida

    En mi opinión, están equivocados. Intentemos discutir esto. Escríbeme en PM, te habla.

  4. Juk

    La pregunta es interesante, yo también participaré en la discusión. Juntos podemos llegar a una respuesta correcta. Estoy seguro.

  5. Samudal

    Gracias, el que busca siempre encuentra

  6. Milward

    Creo que no tienes razón. Escribe en PM, nos comunicaremos.



Escribe un mensaje